Hoy Hace…

Hoy hace 4 años que te nos fuiste, Enano.
Hace 4 años que tus preocupaciones, enfermedades, aflicciones, sufrimientos y cualquier otra batalla que pudieste haber luchado se acabaron.
Hace 4 años que el Señor nos separó materialmente al llamarte a su presencia.
Hace 4 años que dejaste un vacio… y aunque no en el corazón (pues vos lo llenás todo), la falta que hacés es inmesurable.

No hay duda que Dios siempre te vió favorablemente; y aunque pasaste lo que tubiste que pasar por esa estupida enfermedad, el Señor demostró en todo momento, hasta el último segundo que estubiste en esta tierra, el amor que siempre te tubo y te sigue teniendo.

Estimada a los ojos del Señor es la muerte de sus santos. Salmo 116:15

Vos una vez me dijiste que yo era tu angel… mirá como son las cosas, ahora vos sos el mio.

Sin lugar a duda, tu partida ha sido el dolor más grande que he experimentado en mi vida; sin embargo, sin ser egoista (ya que si por uno fuera, vos seguirias aqui), me alegro que estés ya tranquilo y sin aflicciones de ningún tipo; sobre todo, me alegro que estés realmente sano.

Algún dia, mi amado hermano, sé que nos volveremos a ver… y cuando nos veamos, todo este tiempo que estubimos sin vos va a ser nada.

Aunque ya han pasado 4 años de que te fuiste, y no importa cuantos mas pasen, se te va a extrañar con toda el alma de igual modo cómo se te extraño el primer día.

Que el Señor te bendiga toda la eternidad y 1000 años más, mi amado hermano.

Hasta que nos volvamos a ver,

Tu Bro