Le Mish y “El Break”

Después de haber leído el post de eSpyder: eSpyder vrs. “El Marero”, decidí contar mi historia. Quiero hacer la salvedad que esto sí me paso a mi.

Fué por ahi por el 86 cuando estaban de “moda” los Breaks, ¿se acuerdan? Bueno, pues a mi siempre me gustaba ir a los Capitol a maquinear. Estas maquinitas pisadas, me engazaban y yo de mula, me iba a gastar parte de mis ahorros en Spy Hunter, Tron, y otros que no se me vienen a la mente.

Un sabado, fuí a hacer mandados al centro, y pues me puse guapo (chish) con me esclaba de oro, mis Reebok… todo kakero. Hice los jodidos mandados y como tenia pisto, pues me fuí a maquinear.

Estaba jugando uno de karatecas, que se llamaba Karate Champ. En eso, de reojo, vi que entraron tres chavos, a lo cual no le presté atención. En eso, uno de ellos se me acercó, que resultó ser un Break y la conversación fué asi:

Break: Orale, ese, va’a. Presteme una choca ese, para la burra que me quedé sin un tostón, va’a.

Le Mish: Simon mano, me extraña. Sólo dejame terminar esta pantalla y con mucho gusto te la doy.

Break: Orale, ese… buena onda, va’a, que somos carnales, ¿va’a, ese? porque arrieros somos y en el camino andamos, va’a.

Le Mish: Simon, toda la vida.

En eso, como ya me estaba tardando de terminar la pantalla, me dice:

Break: ¿Ya va a terminar ese?

Le Mish: Simon ahorita la completé.

Ya terminada la pantalla, me toqué las bolsas y no tenia fichas, asi que saqué la billetera y le dije: “mirá vos, no tengo chocas, pero aqui esta un quetzal, tal vez te ayuda.” Ah, y como en ese entonces fumaba, tenia una cajetilla de Viceroy en la bolsa de la camisa, él la vio y me preguntó si le daba un cigarro y pues le dí uno. Y me dijo: “Buena onda carnal, se cuida ese, va’a.” Uuuta, dije yo… Se dió la vuelta y alcance a oir que le dijo a sus otros dos carnales: “a ese nel muchá, ese es buena onda,” y de reojo los ví salir… y yo dije: “mi huevo dijo la gallina” dejé la puta máquina a medio juego, disimuladamente me quité la esclava me fuí a la mierda.

¡Me querian poner! si no paso la prueba, hasta puyado hubiera parado.

Lección aprendida. Desde entonces, me iba a maquinear, pero todo rascuachin :P

There you go. End of my story.

Cheers!

P.S. Escribí este post usando un editor offline para Mac… a ver como queda.

8 thoughts on “Le Mish y “El Break”

  1. Asi tenia que ir uno, con las fichas en una sola bolsa y sin mochila, apenas un pantalon de lona y una playera de bugs bunny, para no llamar la atención y ganar en las maquinitas.

  2. jaaaaaaaaaaaaaaaaaa! ¿ya va a terminar ese? mate de risa mano!
    Yo recuerdo que también iba y me encantaba maquinear ahi en los capitol y en unas que se llamaban “Indianapolis 500″ estaban una cuadra abajo del CC Capitol. Buenas mano! Pero los lustradores eran unos eruditos en esas vainas, jaja me pegaban unas hamaqueadas que ja! buenos recuerdos…

    La otra vez me dice un fulano, ese sí era un mini-ratero e iba bien moteado seguramente:

    Dame una vara o te asalto?

    jaja o sea que tengo dos opciones dije yo?

    saludos maestro! Buen post!

  3. Si vos, habia mara que era super buza para eso. Como vos decis, los lustradores eran unos cabronazos para eso. Me acuerdo que, por el principio de los 90, estaba de moda Mortal Kombat y pues yo tenia practica… bueno, eso creia… hasta que, por brincón, reté a un chavito como de unos 11 o 12 años… puta, me dió una pijeada… gasté como diez quetzales en continues y el cerotio seguia con la misma choca…. que huevos…

  4. jajaja ya conozco yo de esos ahuevones que te menten, lamentablemente dirias vos, yo no he salido tan victorioso en esas ocaciones, … bueno solo en una ocacion si me acuerdo que me baje de una burra y como a unos 5 metros miro a un pisado con planta de motero-caco y también miro que me míra “mierda!” pensé, y lo que hice fue salir corriendo aunque a lo lejos oía que me preguntaba “chavo que hora tenes??!!? xD

  5. “chavo que hora tenés??” que buenisima :D :D

    Que siento que hayas pasado por esos ahuevones, lo importante es que has salido bien de ellos.

    Saludos!

  6. hablando de asaltos muchá, en los ochentas yo viví en la capital y fuí víctima mas de una vez, de algún break. Sin embargo no pasaban de robarte un reloj o el “washo” como ellos decían o de pedirte para la “burra”. Rara vez portaban un arma de fuego y te asaltaban con un cuchillo o una navaja. Desafortunadamente, el tiempo ha pasado y las cosas ya no son como antes. Yo tambien jugaba en las maquinitas de los capitol aunque nunca pasé del Gálaga, Pacman y Donkey Kong y aunque el tiempo es implacable, los recuerdos siempre estan allí. Saludos desde Zacapa. Por cierto, nuevamente gracias por esa colección de música ochentera muchá.

  7. Hablando de “breaks” o “choleros” en aquellos tiempos me acuerdo de una vez
    que me fui de capiuza a los capitol y me puse a jugar el galagan y que un mula de esos se me hacerco con otro cerote y yo cargaba unos fila lo primero que me dijeron “ese que bonitos estan sus rieles” a lo cual me quede mula y despues me dijo “que se me hace que me los va prestar y yo le doy mis macarelas (mocasines)” para no hacerles larga esta conversacion me dejaron en macarelas jajajaaaa tan horribles esas m….s color gris con azul pero chinto
    desde esa vez no volvi a poner un pie en los capitol a menos que fuera con toda la mara del colegio. Hoy en dia siempre que cuento esto me da cague de risa…………………………………………….orale y que vivan los buenos tiempos

Comments are closed.